2021-01-21
Codipsa: Una empresa nacional de alcance mundial y con responsabilidad social



Codipsa es actualmente la empresa que lidera la exportación de almidón de mandioca en Paraguay. Desde hace 22 años, esta firma con una fuerte política social, logró posicionarse a nivel mundial, en más de 20 países. Recientemente participaron por   Paraguay en la Expo Virtual Alemania – Latinoamérica impulsada por la Red de  Cámaras Alemanas de Comercio e Industria.

 

En conversación con ECONOMÍA, Hans Theodor Regier, Director Ejecutivo de la firma comentó que Codipsa es “una empresa con base social que busca ser líder  en la provisión de almidón de mandioca para América”, y desde los inicios se enfocó en apoyar a los pequeños productores de Caaguazú y San Pedro, quienes hoy suman un total de 5.000 proveedores de materias primas en sus 4 plantas de procesamiento.

 

Regier explicó que en la década de los 80’ y 90’, un grupo de empresarios alemanas buscaban alternativas para los pequeños productores, con un enfoque meramente social, y al analizar entre rubros  como la producción de azúcar o etanol, eligieron invertir en la mandioca debido a que los productores lo cultivaban con mucha calidad.

 

Aseguró que siempre se mantuvo el enfoque social porque el objetivo del emprendimiento era crear oportunidades de venta a precio razonable y justo para los pequeños productores y que tengan mejores ingresos, para que eleven su calidad de vida.

 

Los primeros tiempos fueron complicados para Codipsa a causa de la presión de un Brasil que producía mucho almidón de mandioca en aquellas épocas y también por el contrabando de mandioca entre Paraguay y Brasil. No obstante, esta situación fue sorteada por la empresa a base de una resiliencia en los negocios, que los catapultó a un crecimiento sostenido que permitió la apertura de otras plantas de producción.

 

Conquistando el mercado internacional a través de la mandioca

 

De acuerdo con Regier, ese crecimiento propició a la empresa a ingresar en el mercado de la región, exportando a países vecinos como Argentina, Bolivia, Uruguay y Brasil, para más adelante llegar a todos los países de Sudamérica, América Central, América del Norte, e incluso algunos países europeos y africanos.

 

Su ingreso a estos mercados hizo que Codipsa adopte un sistema de calidad. En efecto, consiguieron la certificación ISO 9001, ISO 22000, e, incluso, la exigente HACCP de Estados Unidos.

 

La innovación y el desarrollo de nuevos productos derivados del almidón de mandioca, y la creación de almidones de maíz y de papas, los llevó a habilitar una planta de producción en Polonia.

 

Efecto covid-19

 

Regier considera que el problema del covid-19 no fue el factor más importante para la reducción de su competitividad en los meses de la cuarentena, sino más bien fue la bajante de los ríos, lo que generó un estancamiento de la producción y el aumento de sus precios.

 

Aseguró que desde el inicio de la crisis sanitaria la firma manifestó la responsabilidad de acompañar a sus colaboradores, productores y sus clientes. En ese sentido, realizaron un análisis de la situación para determinar las acciones para enfrentar la crisis.

 

“Nos preparamos bien, instalando las medidas sanitarias y los protocolos recomendados por el Ministerio de Salud. Contratamos profesionales médicos que nos ayudaron a preparar todo, y en hacer una radiografía de nuestros colaboradores con relación a sus estados salud, creo que gracias a ese esfuerzo hasta hoy no tuvimos ningún caso de covid-19 y pudimos trabajar prácticamente normal”, manifestó.

 

Al ser consultado sobre el análisis del mercado en los últimos meses, mencionó que en junio y en lo que va de julio, se registró una merma en la demanda debido a que los países vecinos como Argentina, Brasil, Uruguay y Colombia tienen un desafío muy difícil en la labor de contención del nuevo coronavirus y en conversaciones con sus colegas de esos países, acordaron seguir firmes para mantener a sus colaboradores, así como a los productores, sin bajar el volumen de mandioca que compran habitualmente.

 

Pisar los talones de Tailandia

 

Regier explicó que Tailandia actualmente maneja el 80% del comercio internacional de almidón de mandioca, siendo su principal mercado el continente asiático con países como China, Indonesia, Japón, entre otros.

 

La intención de Codipsa es competir  en el mercado asiático, para lo cual buscan constantemente innovaciones y la producción de nuevos  derivados de la mandioca.

 

El 80% de las ganancias de Codipsa son del comercio exterior, a través de la Feria Virtual – Alemania buscaron crear  nuevos vínculos comerciales ya que la consideraron como una  “una herramienta importante para el futuro”.