INDUSTRIA PAPELERA

El almidón de mandioca (catiónico, oxidado u especialidades de coating) es utilizado en tres etapas del proceso de producción: encolado interno; prensa de encolado; recubrimiento de superficies.

Primera Etapa: Los almidones catiónicos son empleados para flocular la pulpa, incrementando los ratios de drenaje en la etapa de acabado en húmedo. Esto aumenta la velocidad de la maquinaria y mejora el rendimiento de la pulpa. El almidón permanece en el papel ya terminado actuando como un agente de encolado interno que aumenta la resistencia del papel.

Segunda Etapa: la fase de conversión de pulpa en hojas. La solución de almidón de mandioca no solo rellena los poros de las hojas mientras pasan por el secadero, sino que también incrementa la suavidad de la superficie de la hoja, haciéndola más uniforme para escribir y/o más resistente a la penetración de la tinta. Son aplicados almidones de baja viscosidad.

Tercera Etapa: la fase de producir papeles resistentes, especiales para portadas de libros y cajas. Almidones desleídos en ebullición o sofisticados almidones modificados son utilizados en esta etapa, o en su defecto, el almidón nativo es procesado con enzimas en jet-cookers.